Gente impresa

Nuestro regreso de COVID en Portugal

por FESPA Staff | 14/09/2020
Nuestro regreso de COVID en Portugal

Paulo Dourado, Director de la Oficina de Comunicación e Imagen de Apigraf en Portugal, explica cómo la pandemia demostró que la impresión es una “industria de industrias” esencial.

¿Cómo se vio afectada la industria portuguesa por COVID-19?

El impacto de la pandemia en Europa fue abrumador, y Portugal no fue la excepción. Fuimos uno de los primeros países europeos que comprendieron la importancia para la salud pública de bloqueo hacia abajo, y se declaró la emergencia de salud pública el 16 de marzo de 2020. En el segundo trimestre de 2020, la actividad económica a la mitad, y la salida de las empresas de impresión casi se detuvo. Dos sectores importantes impactaron en la industria de la impresión: el turismo y los eventos. Sin embargo, la industria gráfica mostró rápidamente su relevancia en sectores como la salud, bienes de primera necesidad y suministros médicos, que necesitaban todos productos impresos, como embalajes y señalización.

¿Cómo diría que está "progresando" la industria?

Los emprendedores de este sector se han enfrentado a muchas crisis a lo largo de los años, ya sean económicas (como en 2008) o estructurales (cuando la preimpresión vio la revolución provocada por la tecnología informática, y más tarde computer to-plate) o competencia de los medios electrónicos. . Los impresores siempre supieron responder, innovar y adaptarse.

Esta crisis provocada por la pandemia no será una excepción: están surgiendo nuevos productos, como separadores acrílicos, acabados antibacterianos y gráficos instructivos. Estoy seguro de que este sector saldrá de esta situación con muchas lecciones aprendidas. En 1963, Leon C Megginson, profesor de la Universidad Estatal de Louisiana, pronunció una frase que pasó a la historia: “No es la especie más intelectual la que sobrevive; no es el más fuerte el que sobrevive; pero la especie que sobrevive es la que mejor puede adaptarse y ajustarse al entorno cambiante en el que se encuentra ".

¿Cuáles han sido las consecuencias inesperadas del COVID-19 para la industria?

Creo que es demasiado pronto para hacer este tipo de análisis. Una de las cosas que trajo la pandemia fue la reducción de tiempo: el corto plazo ahora es de 24 horas, el mediano plazo son dos días, el largo plazo ... quizás una semana. Creo que los impresores todavía están en una fase reactiva, no proactiva. Todavía están tratando de comprender las necesidades del mercado y responder en consecuencia.

¿Cómo han innovado los impresores para sobrevivir y prosperar?

¡Buena pregunta! Ese es el punto. Todavía estamos en un período de supervivencia, en el que los mercados de clientes también están evolucionando y planificando su respuesta. Hay sectores claramente en crecimiento, como envases y etiquetas, en los que las empresas han prosperado, pero hay otros sectores que están estancados. Solo para dar un ejemplo, los festivales de verano en el área de Lisboa suelen ser muy populares, con miles de personas viendo los espectáculos. Hay espacios cerrados, con mucha publicidad estática, muchos productos impresos circulando. ¿Cuántos se hicieron este año? Ninguna.

¿Cómo se ve la “nueva normalidad”?

Realmente no me gusta la palabra "normal" en este contexto, porque está lejos de ser normal. “Normal” son personas que viven juntas, viendo programas con miles de personas a su alrededor. Son empresas que hacen negocios sin restricciones. Honestamente, creo que la situación se desarrollará positivamente cuando una vacuna generalizada esté disponible y se distribuya en todo el mundo. Hasta entonces, tendremos que vivir a dos metros el uno del otro, con una máscara en la cara.

¿Podría hablarnos de la campaña #somostodosgraficos (#weareallprinters)?

En marzo hubo pánico. La gente no sabía qué hacer, excepto que les dijeron que cerraran su casa. De repente, en Europa, se empezó a decir que las empresas también tenían que parar sus negocios. Sólo se permitió la apertura de aquellas que producían medicinas y alimentos: las denominadas industrias “esenciales”. Por eso, se ha vuelto imprescindible explicar que sin cajas no hay medicamentos, sin envases no hay alimentos en los estantes de los supermercados. Sin señales, la gente no sabría cómo moverse.



Fue aquí donde se lanzó la campaña #somostodosgraficos, #weareallprinters, en inglés. Porque todos nosotros, en nuestras actividades familiares o profesionales, dependemos de los productos de esta maravillosa industria. ¡Incluso para sobrevivir! La campaña online se lanzó y se compartió en las redes sociales y obtuvo una respuesta muy positiva.

¿Qué señales optimistas ves en el futuro?

Miremos el pasado reciente. Se suponía que la radio señalaría el final de los periódicos, se suponía que la televisión reemplazaría a la radio, los periódicos y las revistas. Luego vino Internet, que se temía que reemplazaría a todos los medios impresos. Pero claro, estos nuevos canales presentaban alternativas de publicidad y promoción de productos. Ha llevado a un panorama mucho más complejo, pero ciertamente no ha provocado la muerte de la imprenta. De hecho, como decimos en nuestra campaña: "¡Somos la industria de las industrias!"

por FESPA Staff Volver a Noticias

Become a FESPA member to continue reading

To read more and access exclusive content on the Club FESPA portal, please contact your Local Association. If you are not a current member, please enquire here. If there is no FESPA Association in your country, you can join FESPA Direct. Once you become a FESPA member, you can gain access to the Club FESPA Portal.

Categorías

Usamos cookies para operar este sitio web y brindarle la mejor experiencia posible. Para obtener más información sobre qué cookies usamos, por qué las usamos y cómo puede administrar sus cookies, consulte nuestra Política de cookies . Si continúa utilizando este sitio, acepta el uso de cookies.