Destacado

La otra crisis: ¿Qué pueden hacer los impresores para abordar el cambio climático y COVID-19?

por Sonja Angerer | 16/11/2020
La otra crisis: ¿Qué pueden hacer los impresores para abordar el cambio climático y COVID-19?

En toda Europa, las medidas para contener la pandemia están ejerciendo una presión adicional sobre las impresoras digitales. Teniendo en cuenta la pandemia actual, es bastante fácil subestimar otra crisis mundial. La batalla contra el cambio climático continúa, pero también tiene un impacto directo en la industria de la impresión. Es hora de prepararse.

Los eventos y restaurantes han cerrado, y en la mayoría de los países la mayoría de las tiendas están cerradas, ya que la crisis de COVID-19 tiene firmemente aferrados a los clientes de las impresoras digitales. Esta situación es particularmente difícil para las imprentas que se enfocan en aplicaciones POS. Sin embargo, la crisis climática sigue siendo algo en lo que esta industria debe centrarse.

COVID-19 reduce drásticamente la facturación de la industria de la impresión


Leyenda: La demanda de aplicaciones de punto de venta impresas digitalmente se redujo significativamente en 2020. Muchas imprentas se vieron obligadas a reducir costos para mantenerse a flote. Foto: S. Angerer

En comparación con 2019, las ventas en la industria de la impresión en su conjunto se han estabilizado considerablemente. Esto todavía tiene un impacto profundo en sus proveedores:

  • Menor demanda de consumibles
  • Interés reducido en invertir en maquinaria
  • Los contratos de servicio se han modificado o rescindido
Muchos fabricantes y distribuidores están ahora en el proceso de adaptarse a la situación centrándose principalmente en mercados en crecimiento conocidos como:
  • Impresión textil
  • Señalización suave
  • Diseño de interiores individualizado
  • Regalos personalizados y artículos promocionales
  • embalaje
Esta estrategia debería ser considerada por los impresores digitales si quieren asegurar el futuro de sus empresas.

Hoy en día, no está muy claro cuánto durará la pandemia o cuáles serán sus efectos a largo plazo. Sin embargo, esto no es motivo para subestimar u olvidar la actual crisis climática. Los propietarios de marcas y los gobiernos, entre otros, han creado medidas para detener el calentamiento global. Algunas de estas medidas afectarán directamente al negocio de las impresoras digitales.

Compromiso gubernamental para la protección del clima


Leyenda: Las impresoras digitales con tecnología UV-LED consumen menos energía eléctrica. Esto reduce los costos de impresión pero también ayuda al medio ambiente. Foto: S. Angerer

A nivel nacional, Alemania introducirá precios de CO2 para calefacción y transporte a partir de 2021. La nueva Ley de Protección del Clima alemana de septiembre de 2020 también estipula que las emisiones de gases de efecto invernadero se reducirán significativamente para 2030. Habrá una revisión anual y medidas adicionales que se pondrán en marcha. Para 2050, Alemania aspira a ser neutra en carbono a nivel federal. Esto significa que las flotas corporativas de impresores, así como la calefacción de oficinas y espacios de producción, serán cada vez más caras en los próximos años como resultado directo de las leyes de protección del clima.

La UE también está presionando para que se introduzcan más medidas en sus estados miembros, con el fin de apoyar los ODS de la ONU. Desde 2015, un objetivo principal es crear una Economía Circular. Sin embargo, muchas de las aplicaciones de impresión de gran formato actuales no son adecuadas para el reciclaje.

Esto se aplica en particular (pero no exclusivamente) a ferias comerciales, diseños de tiendas, empaques y aplicaciones de POS, ya que el producto terminado es efectivamente un compuesto, la mayoría de las veces solo es apto para el incinerador de desechos o el vertedero.

Las grandes marcas están bajo presión de todos lados para incrementar sus esfuerzos para ayudar a mitigar el cambio climático, ya que los legisladores a menudo se enfocan en las grandes corporaciones, y el tamaño de esas compañías establece su enorme impacto en el medio ambiente. Al mismo tiempo, las corporaciones deben considerar siempre tanto a los inversores como a los clientes, teniendo en cuenta que siempre deben mantener una imagen de marca favorable.

Los compradores conscientes del medio ambiente esperan que sus marcas favoritas sean responsables de forma sostenible para ayudar a salvar el planeta. Las empresas de inversión han comenzado a establecer la sostenibilidad como una necesidad clave para su financiación. Como resultado, en la actualidad, la mayoría de las empresas publica informes ambientales. Para crearlos, se requieren cifras fiables, por ejemplo, sobre la huella de carbono del material de marketing impreso.

La crisis climática mantendrá a las impresoras digitales ocupadas mucho más tiempo que COVID-19


Leyenda: Los materiales de un solo tipo son fáciles de reciclar, por lo que los impresores digitales deberían reconsiderar sus productos para ayudar a luchar contra la crisis climática. Foto: S. Angerer

La tendencia hacia la sostenibilidad está presionando a la industria de la impresión. Cada vez son más las marcas que han comenzado a “eliminar” las imprentas sin certificación de protección ambiental. Algunas corporaciones incluso solicitan informes ambientales a sus proveedores. Las imprentas más pequeñas pueden encontrar esto particularmente difícil, ya que hay una gran cantidad de trabajo administrativo por hacer.

Sin embargo, muchos impresores y fabricantes de letreros ya han invertido mucho en la protección del medio ambiente en los últimos años. Las medidas frecuentes incluyen:
  • Auditorías ambientales (ISO 14001)
  • Inversiones en energía renovable (por ejemplo, paneles solares y bombas de calor)
  • Medidas para ahorrar energía en edificios y maquinaria

Cuando se comunica adecuadamente un mayor enfoque en la protección del medio ambiente, los impresores pueden fortalecer su posición en el mercado. En algunos casos, incluso es posible cobrar algunos costes adicionales al cliente. Sin embargo, con la fuerte caída de los productos impresos durante la crisis de la pandemia, es bastante probable que resulte mucho más difícil imponer una prima por productos ecológicos a los clientes corporativos.

Matar dos pájaros de un tiro

“Reducir, reutilizar, reciclar” es una actitud clave para un uso más sostenible de los recursos naturales. De hecho, este lema también podría usarse como un modelo integral para la reestructuración de una imprenta digital durante el COVID-19.

Reducir: Reduzca el uso de material, por ejemplo, optimizando la selección de sustratos de impresión.

Reutilización: Utilice material repetidamente, tantas veces como sea posible, por ejemplo, paneles compuestos de aluminio y marcos de exhibición.

Reciclar: el material usado recolectado a menudo se puede desechar de manera más económica.


Por lo tanto, el uso de materiales sostenibles puede ahorrar dinero durante todo el proceso de producción en una imprenta digital. La calidad del producto generalmente no se verá afectada de ninguna manera. Esto, por supuesto, ayuda tanto a los márgenes de los impresores como al medio ambiente.

Sin embargo, es necesario que exista una digitalización integral en todo el flujo de trabajo para garantizar una producción justo a tiempo efectiva. Esto puede parecer un poco incómodo para los impresores digitales, ya que tienden a verse a sí mismos como líderes de la digitalización en la industria de la impresión.

Sin embargo, el doble golpe de COVID-19 y el cambio climático hace que sea más necesario que nunca que las impresoras digitales den un paso al frente. Para tener una producción eficiente en costos y materiales que apenas afecte al medio ambiente, se requiere una visión general e integración completa de todos los pasos. Desde que llegan los pedidos del cliente, pasando por el almacenamiento, la impresión, el acabado, el control de calidad, la logística y el montaje, las devoluciones y luego la facturación. Este nuevo nivel de digitalización totalmente integrado en la industria de la impresión digital irá mucho más allá de los flujos de trabajo de producción que hemos visto implementados para muchas imprentas durante años.

COVID19 como oportunidad para los impresores

COVID-19 ha afectado considerablemente a muchas imprentas; sin embargo, es importante que los impresores vean esto como una oportunidad única.

Muchos impresores han pospuesto sus planes para reorganizar su negocio, por ejemplo, cuando la introducción de un software disruptivo durante las operaciones en curso parece demasiado arriesgada. Ha llegado el momento de hacer que las imprentas digitales sean más eficientes y respetuosas con el medio ambiente. Los programas gubernamentales integrales de mitigación de COVID-19 como el alemán “KfW Corona Hilfe” pueden ayudar con el financiamiento. Entonces, tal vez, la pandemia sea realmente la oportunidad histórica para que la industria de la impresión haga un progreso significativo en la lucha contra el cambio climático.

por Sonja Angerer Volver a Noticias

Categorías

Interested in joining our community?

Enquire today about joining your local FESPA Association or FESPA Direct

Enquire Today

Noticias recientes

Destacado

Estudio de diseño de interiores de socios de inicio de impresión 3D

02/12/2020
Blog

Lecciones de gran formato de 2020 y predicción del futuro

01/12/2020
Blog

La presión del consumidor por la reciclabilidad de los envases funciona

26/11/2020
Podcasts

Hablando de la gestión del color para la impresión textil digital con Simon Landau de The Print Fact

25/11/2020

Usamos cookies para operar este sitio web y brindarle la mejor experiencia posible. Para obtener más información sobre qué cookies usamos, por qué las usamos y cómo puede administrar sus cookies, consulte nuestra Política de cookies . Si continúa utilizando este sitio, acepta el uso de cookies.