Destacado

La fórmula MOTI: el enfoque está en el cliente

por James Gatica Matheson | 21/01/2021
La fórmula MOTI: el enfoque está en el cliente

Los desafíos, la reinvención y las tendencias que trae el 2021 desde la mirada un experimentado impresor. Fespa.com conversó con el presidente de MOTI: “hay que volcarse hacia la gente”.

Con más de 20 años en la industria del color y la impresión, Alberto García de Quevedo, presidente de MOTI, ha visto la evolución tecnológica, el sin fin de nuevas aplicaciones y cómo cada vez son más exigentes los clientes. También, es realista frente al difícil momento que viven quienes han apostado por la impresión de gran formato, tras un desafiante 2020.
 
MOTI fue fundada en 2004 en la ciudad de Guadalajara y se ha convertido en unos líderes en el mercado mexicano respondiendo a los requerimientos de grandes marcas que necesitan replicar sus piezas gráficas con un alto estándar internacional.

¿Cómo “mexicanizan” esos pedidos? 

“Somos una empresa que se dedica sobre todo en puntos de venta de alta calidad, manejamos clientes AAA, marcas famosas que requieren una comunicación uniforme en todo el mundo y nosotros vamos replicando lo que se está haciendo en otros lados, lo hacemos con la mejor calidad en tecnología en MOTI para todo México y en algunas locaciones también para América Latina.
 
A diferencia de Estados Unidos, donde las marcas que atendemos tienen miles de tiendas, aquí [en México] no llegan a cien tiendas. Entiendo que los tirajes no dan para utilizar las tecnologías que usan en otras partes del mundo. Entonces nos focalizamos y reproducimos con tecnología digital, que es 90% del total. Porque a pesar de que parece que todas las máquinas hacen lo mismo, pero tienen ciertas particularidades. Con algunas brilla más la tinta, otra menos, está es mejor para esto, o para lo otro. Entonces tenemos una variedad inmensa de equipos.
 

Nos sentamos con ellos, 'estos sin los materiales que vamos a requerir cuando estemos en México, esta es la calidad y estas son las especificaciones.' De ahí, bajamos la información para que esté preparado para ser usado en todo el país con la misma calidad que ellos han utilizado en otras partes del mundo.
 
Son tres cosas las que ellos buscan. Primero, cambiar de idioma. Segundo, que la calidad sea la misma. Por último, la logística; es decir, que ellos no se tienen que preocupar por nada. Todo tiene que aparecer mágicamente en cada tienda de la noche a la mañana.
 
Esas son las cosas que nos focalizamos: el servicio de entrega, el servicio de instalación también, el servicio de reproducción de lo que ellos tienen. Y a nivel nacional contamos con equipos en todas las partes del país, en los principales puntos. Donde abarcamos el 95% de las tiendas importantes, los centros de consumo del país: Mérida, Tijuana, Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México. De ahí nos desplazamos a todas las áreas de colindan.”
 
La amplia variedad de aplicaciones, materiales y terminaciones que se buscan en cada proyecto, pueden ser un punto de preocupación y confusión para un impresor que busque invertir en una maquinaria específica para abrir una nueva línea comercial a su negocio.
 
Alberto García de Quevedo comenzó su carrera en la gigante de la fotografía, Kodak, y confianza ser un “geek” que continuamente está estudiando las nuevas tecnologías para poder entender a cabalidad para poder mantener la más alta calidad en sus trabajo.
 
“Cualquiera piensa que sólo con imprimir en una máquina más moderna y ya sale bien. Pero antes no salía. Antes los colores no daban, el punto estaba muy abierto, no suavizaba. Había mucha inestabilidad con la que yo luchaba, como ingeniero electrónico, que es mi especialidad”, asegura el presidente de MOTI
 

¿Qué se debe tener en cuenta al momento de invertir en maquinaria?

 “Hoy no puedes invertir sólo porque crees que una idea es buena. 'Salió una máquina, que hace esto y aquello'. Como el mercado de los photobooks en Europa que es de 800 trillones de dólares, y en Estados Unidos de 300 trillones de dólares, pero en México es como de un millón de pesos. No es que no haya impresores, lo que no hay es gente con esa cultura de sentarse y ver las fotos, pedirlo, esperarlo.
 
Además de eso, hay una gran pobreza en gran parte del país, muchas personas que viven al día, entonces el mercado se vuelve muy chiquito. No es la idea de qué 'mira esta nueva idea que salió'. Sino que la idea es voltear a ver a la gente que tienes enfrente. Decir '¿estas personas tienen la siguiente necesidad?’'.  
 
Si están haciendo etiquetas para la vacunas, no ir a quitarle a otros, sino es que faltan manos. Si es eso lo que está sucediendo ahora, cómo participo para resolver la necesidad. Y luego ver qué necesidad te sirve para resolver eso.
 
Todas las inversiones que nosotros hacemos ya están enfocadas en ver una necesidad, donde faltan manos. Porque hoy está tan complicado en el área de las artes gráficas. El mercado estaba creciendo, podría entrar otro y con el crecimiento alcanzar para los dos, pero ahora la realidad es que está complicada la situación y hay que entrar con mucha inteligencia y mucho enfoque para resolver necesidades. Ahí, hay muchas oportunidades.
 
Justamente, después en un incierto 2020, no sólo para las industrias gráficas, García de Quevedo es realista sobre el presente de la impresión de gran formato que solía ser una de las principales líneas de negocio de MOTI.
 

¿Qué ha pasado con las impresiones de gran formato?

“No quiero sonar negativo. Pero el gran formato es de las grandes perdedoras con tanto cambio. Está perdiendo espacio, están cambiando tanto las cosas, se está volteando el consumo, el tipo de tiendas, el tipo modalidad de los consumidores. Está cambiando el mercado. La tendencia va hacia otro lado. Ya las aperturas pararon. Ahora la situación con las marcas y la gente, ya no están pensando en abrir más lugares para usar más impresiones. Más bien, están pensando en optimizar lo que ya tienen. Yo veo que el gran formato es de los grandes perdedores.
 
Yo veo una disminución consistente en nuestros productos de gran formato, tenemos muchas otras líneas de negocio. Exportamos otras áreas industriales que no tienen nada que ver con la impresión, pero si nosotros vemos una tendencia negativa. Quisiera estar emocionados e ilusionados de que simplemente es momentáneo, pero habrá que esperar. La gente no está saliendo, ya no hay menúes en los restaurantes, todo es take-away o delivery. La comunicación visual en punto es mínima. La gente se está quedando en su casa, no están yendo a las oficinas. El gran formato está perdiendo muchísimo, muy rápido.”
 
Frente a esta situación, en MOTI han capitalizado otra coyuntura internacional a su favor. Alberto García de Quevedo nos cuenta cómo se han enfocado en el mercado estadounidense e importado sus productos al otro lado de la frontera.
 

¿Cómo se abrió este frente comercial para ustedes y qué tan significativo ha sido para MOTI?

“Es significativo debido a los cierres que ha tenido China. Toda la guerra comercial China-Estados Unidos. Siendo EEUU un país más de servicios que de producción. Entonces requieren de todo, todos los días y en grandes cantidades.
 
La oportunidad para México, no sólo para las artes gráficas, en todo sentido es importante. Te preguntan 'qué sabes hacer? qué puedes hacer?'. Ahora China tiene problemas de embarques, de tarifas carísimas. México es el gran ganador en todo esto. A nosotros nos ha ayudado.
 
Estos eran clientes que ya teníamos. Y ahora que se cerró China, nos dicen: 'además de imprimir, ¿qué hacen? ¿saben conser? ¿qué saben hacer?'. Hemos podido aprovechar la coyuntura.
 
En 2019 se exportó el 50% de todo lo que hicimos. Y en 2020, bajó mucho, no fue un gran año, se exportó 40%. Han bajado también los consumos, porque surtimos la demanda de algunas necesidades. Pero debemos explorar nuevos mercados, que es lo que estamos haciendo ahora.”
 
La clave parece estar en ser flexibles para poder adaptarse señalan desde MOTI: “hay que ver qué está pasando, para dar un paso más adelante de lo que va a requerir el mercado con estos escenarios tan cambiantes”.
 
“Somos una empresa de servicios que también tiene gran formato. Estamos muy alerta a ser muy rápidos para cambiar un equipo liguero de gente comprometida, que más que tener las mejores máquinas, nos preocupa tener a las mejores personas. Porque sabemos que hoy podemos estar en el gran formato y otro día estaremos haciendo muebles, lo que sea que se necesite el día de mañana. Pero ahora estamos enfocados al servicio a ayudar a los clientes para que salgan adelante, para que nosotros podamos salir adelante juntos con ellos”, agrega García.
 
 

por James Gatica Matheson Volver a Noticias

Interested in joining our community?

Enquire today about joining your local FESPA Association or FESPA Direct

Enquire Today

Noticias recientes

Blog

Mirando hacia atrás, mirando hacia adelante

17/05/2021
Comunicados de prensa

Los populares seminarios web Coffee Break de FESPA están programados para regresar en mayo

13/05/2021
Destacado

Las innovaciones en impresión UV impulsan el crecimiento del mercado y las aplicaciones creativas pa

12/05/2021
Destacado

Avery Dennison apunta a cero emisiones netas de carbono para 2050

10/05/2021

Usamos cookies para operar este sitio web y brindarle la mejor experiencia posible. Para obtener más información sobre qué cookies usamos, por qué las usamos y cómo puede administrar sus cookies, consulte nuestra Política de cookies . Si continúa utilizando este sitio, acepta el uso de cookies.